BIOMIN

A pesar del elevado predominio de pequeñas agrupaciones de población y de viviendas aisladas, muchas de ellas no tienen acceso a una red de saneamiento, y las que cuentan con algún sistema de tratamiento de aguas residuales autónomo suelen disponer de fosas sépticas que han demostrado no tener la eficiencia de depuración exigida por la legislación. 

La sustitución de estas fosas sépticas obsoletas y la eliminación de los antiguos pozos negros, es una necesidad creciente e imprescindible para asegurar un desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente.

BIOMIN® es una pequeña estación depuradora biológica de aguas residuales de funcionamiento por oxidación total y construida en P.R.F.V. ó PE. Está pensada para proporcionar un saneamiento autónomo de viviendas, pequeños núcleos, hoteles rurales, etc. con cargas contaminantes de 5 a 30 habitantes equivalentes. 

La compacidad de la depuradora facilita su instalación (reduciendo los costes de ejecución) y puesta en marcha de la depuradora (que puede realizar directamente el cliente o instalador). 

Está configurada en un sólo depósito y diseñada bajo los principios de economía y ausencia de olores y ruidos. 

Los modelos de la BIOMIN® disponen de marcado CE según la norma UNE-EN 12566-3:2017 que certifica la eficiencia del tratamiento partiendo de un agua bruta tipificada, la capacidad de depuración, el consumo energético, la estanqueidad al agua y el comportamiento estructural (resistencia mecánica y durabilidad).

Depuradoras de aguas residuales de oxidación total

  • De 5 a 30 habitantes equivalentes (HE).
  • De fácil mantenimiento, silenciosa, con mínimo impacto visual.
  • Permite la reutilización del agua para riego por goteo o exudación.
  • Sustituye los obsoletos pozos negros y fosas sépticas.
  • Depuradora para viviendas o pequeñas comunidades.
  • Marcado CE según norma UNE-EN 12566-3:2017.

Instalacion y mantenimiento depuradoras BIOMIN

La opción más habitual es la instalación enterrada de la depuradora, conectada a los colectores que recogen las aguas residuales por gravedad, pero también se puede instalar en superficie. La ventaja de enterrar la depuradora es que con una mínima obra civil se consigue reducir el impacto ambiental y visual contribuyendo a minimizar la huella que dejamos en nuestro entorno.

El propio instalador puede realizar todas las conexiones dejando el equipo funcionando en pocas horas. 

La configuración de nuestros equipos facilita los trabajos de mantenimiento de la depuradora, que puede realizarse siempre desde el exterior. No será necesario vaciar el depósito para realizar tareas de mantenimiento y de revisión de los accesorios sumergidos, minimizando costes al cliente.

Ficha técnica en PDF

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros y te atendremos lo antes posible

Comments are closed.