¿Cuál es el ciclo integral del agua y qué función tiene el fabricante de depuradoras domésticas?

El ciclo integral del agua pasa por seis etapas distintas y es justo en la última fase de este ciclo, donde la función de un fabricante de depuradoras domésticas puede ser clave.

La primera fase del ciclo integral del agua es la captación, es decir, conseguir que desde la naturaleza el volumen del agua necesario para abastecer las necesidades del consumo de la sociedad y aquellas que generan las actividades industriales, comerciales o turísticas que pueden conseguirse con aguas superficiales, cursos de agua, aguas subterráneas o hasta de procesos de reutilización, que se utiliza para sectores fuera del consumo humano es decir, para espacios verdes o la limpieza de calles.

Tratamiento; Cuando ya se ha captado el agua bruta debe ser tratada para que sea adecuada para el consumo humano, convirtiendo el agua bruta o cruda en agua potable, Esto se consigue mediante las Estaciones de Tratamiento de Agua Potable ETAP o plantas de potabilización, que pueden funcionar con distintas tecnologías como la sedimentación, filtración, coagulación, filtración y cloración.

Almacenamiento; Cuando ya se ha tratado y potabilizado el agua se traslada hasta los depósitos urbanos, conectados a la red de abastecimiento, para asegurar el suministro de agua potable de forma continua bajo parámetros controlados y, por otro lado, asegurar la disponibilidad de agua en el futuro, aprovechando el excedente.

Distribución; La distribución de agua potable se clasifica con dos escalas de redes, la red en alta y la red en baja, siendo la primera la que abduce y distribuye el agua desde las plantas potabilizadoras y la red en baja, en cambio, la encargada de distribuir el agua hasta cada domicilio a través de las tuberías de menos diámetro.

La quinta fase es el saneamiento; una vez que se ha hecho uso del agua distribuida se necesita recoger adecuadamente aquella agua que ha sido desechada. La red de saneamiento se compone de tuberías y canalizaciones que se ocupan de recoger y de transportar el agua que sobra y las aguas residuales, desde cada domicilio hasta las plantas de depuración.

Fase de Depuración y la importancia del fabricante de depuradoras domésticas

Sexta fase, Depuración. Normalmente el agua residual que se recoge por la red de saneamiento llega a las EDAR, cuando empieza un proceso complejo de tratamiento a fin de obtener agua retornable a la naturaleza, pero en ocasiones hay lugares que no tienen acceso a la red de saneamiento y es cuando existe la necesidad de contar con un fabricante de depuradoras domésticas que se ocupe de gestionar y tratar las aguas residuales de todas aquellas pequeñas poblaciones que lo necesiten como pueden ser urbanizaciones, campos de golf, campings…

Si resides en una urbanización sin acceso a la red de saneamiento o tienes un negocio que necesita del trabajo de una depuradora compacta y biológica, contacta con nuestro fabricante de depuradoras domésticas.

En nuestra empresa fabricante de depuradoras domésticas podrás obtener una gestión profesional de las aguas residuales.