¿Qué debes tener en cuenta al comprar una depuradora de uso domestico?

Si tu vivienda no está conectada a una red pública de desagüe necesitas comprar una depuradora doméstica, para tratar las aguas residuales. Puedes encontrar diversas opciones en el mercado, pero lo más importante es que cuenten con filtros biológicos, ya que permiten reciclar el agua para verterla de nuevo al medio ambiente o reutilizarla para regar el jardín, por ejemplo.

¿Por qué y cuándo comprar una depuradora doméstica?

Al comprar una depuradora biológica doméstica contarás con la mejor forma para realizar un tratamiento de aguas residuales de tu vivienda de una forma profesional, para evaluar las aguas grises que genera tu vivienda mediante unos depósitos formados por compartimentos y filtros biológicos, por los que pasan las aguas residuales para su correcto tratamiento. Las depuradoras biológicas se convierten en las mejores sustitutas de las fosas sépticas, ya que presentan nuevos y mejorados sistemas para el tratamiento de aguas residuales, para todas aquellas pequeñas poblaciones sin acceso a una red de saneamiento. Las fosas sépticas sólo separan los agentes contaminantes sólidos del agua, la cual debe ser controlada antes de ser vertida y no puede, en ningún caso, ser reutilizada. Al comprar una depuradora doméstica biológica, en cambio, el uso del agua se optimiza y es mucho más sostenible, porque pasa por distintas fases de tratamiento, depuración y purificación para optimizar su estado antes de ser vertida, retirando todo tipo de agentes contaminantes, para que pueda reutilizarse de una forma segura y saludable, para usos como el riego o el lavado de piezas industriales, por ejemplo, aunque en ningún caso volvería a ser agua potable.

Las aguas grises o aguas residuales entran en la depuradora cuando se han separado los sólidos más grandes, aquellos que no se pueden procesar. Las grasas y materias flotantes suben a la superficie y acceden al filtro o reactor biológico y en la parte inferior, en cambio, es donde se sedimentan los lodos.

Comprar una depuradora biológica para uso doméstico es apostar por un sistema óptimo para la depuración de aguas grises y también por el cuidado de la biodiversidad del entorno de tu vivienda, ya que mejora la calidad del agua antes de ser vertida y, además, puedes reutilizarla para alargar su vida útil. Conseguirás tratar las aguas residuales de tu vivienda y hacer un uso seguro de las mismas, separando todo aquello que puede contaminar el entorno, como pueden ser grasas, aceites, detergentes, jabones, toallitas, tampones, etc.

Los separadores de las depuradoras tienen sistemas decantadores que permiten retirar los sólidos que no se degradan antes de entrar en el sistema de depuración y es una forma estupenda de prevenir atascos de grasas o malos olores y aumentar el rendimiento y la vida útil de la depuradora.

Si te interesa comprar una depuradora, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ya que somos especialistas y podremos encontrar la mejor solución para tu vivienda.

Leave A Comment