¿Cuáles son las principales ventajas de las depuradoras compactas?

Cuando hablamos de depuradoras compactas nos referimos a un equipo de depuración biológica que cumple con las exigencias del vertido empleando un único reactor para ello. Un sistema biológico que aprovecha la acción de bacterias para la degradación de la materia orgánica, consiguiendo un vertido dentro de los límites establecidos.

Las depuradoras compactas presentan diversas ventajas como puede ser el bajo coste de instalación y mantenimiento, disminuyen el impacto visual de la instalación y, por encima de todo, ayudan a la conservación del medio ambiente así como fomentan la reutilización del agua.

En Aquatreat somos especialistas en la depuración de aguas residuales y ofrecemos rejas de desbaste, equipos para el tratamiento terciario y depuradoras compactas biológicas para el tratamiento de aguas residuales domésticas en todos aquellos núcleos sin acceso a red de saneamiento, como pueden ser campings, hoteles, urbanizaciones, etc.

Son depuradoras urbanas e industriales de máxima calidad que, sumadas a nuestra especialidad y experiencia de hace más de 30 años trabajando en este sector, nos permite ofrecer soluciones hechas a medida y seguras, para poder ofrecer las máximas garantías en cada uno de nuestros trabajos

¿Qué función cumplen las depuradoras compactas?

Las depuradoras cumplen una función completamente esencial en la protección del medio ambiente, concretamente en la conservación de la biodiversidad del entorno más cercano a las aguas residuales y en la protección de la flora y la fauna, así como en la salud de las personas. Gracias al correcto tratamiento de las aguas residuales el agua que es vertida ha podido ser depurada y se mejora su calidad, gracias a la retirada de residuos sólidos y todo tipo de agentes contaminantes, consiguiendo que el agua esté más limpia, aunque es necesario especificar que nunca va a volver a ser apta para el consumo humano, es decir, no va a convertirse en agua potable por muy limpia que esté.

Lo que sí es importante es que gracias a las depuradoras compactas se mejora su calidad del vertido, se protege el medio ambiente y también se evita el desperdicio de esta agua, porque una vez ha sido tratada y optimizada, puede emplearse para otras funciones. La reutilización de aguas residuales se convierte en una opción fantástica para tareas de riego, para tareas de limpieza en el sector industrial y para muchas tareas que no necesitan gastar agua potable para según qué tipo de necesidades.

El tratamiento de aguas residuales con depuradoras compactas permite hacer un uso más sostenible y consciente del agua, haciendo que su uso sea más dosificado y seamos más conscientes de nuestros hábitos de consumo, para evitar todos aquellos productos que contaminan el agua, como puede ser lanzar toallitas o tampones al WC, tirar comida o aceite usado por el desagüe, etc.

Leave A Comment