¿Necesita una quesería contar con una depuradora de aguas residuales?

Como especialistas en el tratamiento de aguas residuales, también ofrecemos servicio para utilizar nuestra depuradora de aguas residuales para queserías, ya que también es una pequeña población sin acceso a la red de saneamiento.

El diseño para los procesos de depuración de queserías está condicionado directamente por la composición variable del vertido, generado en el proceso productivo. De este modo, deberá estudiarse previamente cada caso para asegurar la efectividad de la depuradora de aguas para queserías, la cual debe cumplir con los límites de vertido exigidos.

Tanto la composición de los vertidos residuales como los caudales pueden variar mucho, en función de las condiciones de fabricación, tales como las pérdidas de leche, los tratamientos de leche o la mezcla de las aguas de refrigeración.

¿Qué hay que tener en cuenta en estos casos?

Hay que tener en cuenta que los tratamientos de pasteurización y envasado de la leche sólo vierten aguas de lacado correspondientes a una leche muy diluida y pueden apreciarse puntas muy ácidas o muy alcalinas, causadas por el uso de ácido nítrico o sosa en la limpieza del equipamiento de procesado que, al ser biocidas, perjudican el desarrollo de la biomasa y el rendimiento de la depuración.

Para que el tratamiento que realiza la depuradora sea efectivo es esencial proponer un buen desbaste, en el que se separen los sólidos que por propia actividad llegan al sistema, así como elegir un correcto sistema que minimice los problemas en la depuradora y facilite el mantenimiento de los equipos.

Otro elemento clave para el tratamiento de aguas residuales es la variabilidad de pH del agua bruta, tanto la derivada del proceso de producción como la de los productos químicos usados para la limpieza de equipamientos y de instalaciones, porque desestabilizan la biomasa del reactor biológico.

Por ese motivo, será imprescindible la neutralización de las aguas brutas antes de su llegada a la depuradora de aguas para queserías. Esto se consigue instalando una sonda y su correspondiente dosificación de los reactivos adecuados, para hacer que el pH se torne neutro.

En estos casos es imprescindible apostar por una depuración biológica, tal como hacemos en Aquatreat, ya que este tipo de depuradoras compactas sumadas a una tecnología de fangos activos con aireación prolongada SBR es la mejor solución para este tipo de vertidos. La aireación limita la masa de fangos y crea una capacidad reguladora, que permite hacer frente a los aumentos bruscos de contaminación, tan característicos de este tipo de industrias.

En Aquatreat, como especialistas en la instalación, mantenimiento y reparación de depuradoras compactas biológicas, podemos ofrecerte soluciones a medida para todas aquellas pequeñas poblaciones sin acceso a la red de saneamiento, como la depuradora de aguas para queserías.

¡Visita nuestra web y ponte en contacto con nosotros!

Leave A Comment